junio 14th, 2016 by Montse1963

Después de un despido y mientras estás en el paro pasan mil ideas dentro de ti: puedo seguir buscando trabajo en lo que sé hacer, quizá pueda aprovechar para realizar los cambios en mi vida que siempre he querido hacer, no se hacia dónde dirigirme…

Mil ideas pasan por nuestra cabeza, cada una de ellas diferente según nuestro bagaje personal y profesional. Cada persona es un mundo, pero en el mundo existen al menos 4 casillas en las podemos que jugar.

EMPLEADO                       NEGOCIO 

AUTONOMO                      INVERSOR

En función de nuestra experiencia y competencias personales, expectativas, recursos y voluntad, nos situaremos en una u otra casilla. Cada una de ellas exige habilidades y mentalidades diferentes y ningún rol garantiza el éxito.
Y tú ? ———————– Valores

Empleado ——————–  Seguridad
Autónomo ——————–  Independencia
Empresario ——————   Busca ideas y equipos
Inversor ———————     Busca oportunidades diferentes.

Cada casilla tiene un precio, si quieres algo primero debes averiguar cuál es y luego tienes que estar dispuesto a pagarlo. El inversor tiene que arriesgar y puede equivocarse. El empleado “bien pagado” siempre es un empleado, y ningún empleado es rico ni libre. El autónomo tiene libertad de horarios, pero tiene que buscarse los clientes. El empresario tiene que buscar ideas de negocio y crear equipos competentes.

En nuestra reflexión siempre surgen obstáculos y el más importante de ellos es el miedo, nuestros miedos personales son el principal freno, seguido de la comodidad, los malos hábitos financieros y sobre todo la ignorancia. Deberíamos estar siempre en continuo aprendizaje, es un error pensar que lo sabemos todo. “Si la educación te parece cara, prueba con la ignorancia”.

Debemos también revisar nuestras creencias, muchas de ellas irracionales o caducas:

– Creo que lo normal es tener un jefe
– Mi trabajo será para toda la vida
– Un master proporciona dinero y trabajo
– Tener una nómina es la meta
– Si asciendo trabajaré menos
– Mi pensión será suficiente

Podemos concluir que la educación clásica te entrena para ser un buen empleado, pero el éxito económico no se correlaciona con las notas académicas.
Antes de decidir, reflexiona y yo te aconsejaría que:
– Revisa tus creencias, quizá lo que en la época de nuestros padres funcionaba ahora ya no es criterio de éxito.
– No te endeudes por encima de tus posibilidades.
– Fíjate objetivos de ingresos y controla los gastos que no te aportan valor
– Empieza en pequeño pero pensando en grande.
Pero sobre todo, haz algo que TE APASIONE y que te haga FELIZ.

¿Sabes cuáles son tus competencias ?
Te orientamos.
Montse Chinchilla

Posted in Re- Orientación laboral Tagged with: , , ,

mayo 27th, 2016 by Montse1963

images

Cambios e incertidumbres son inherentes a toda empresa y la vida de cualquier trabajador y saberlos gestionar nunca ha sido tarea fácil. Invertir en Coaching en la era de la globalización, en la que todo es volátil, es invertir en aprender a aprender a cambiar. Nunca una inversión fue más necesaria para una empresa.Por eso en las empresas son tan importantes dos verbos: inspirar y motivar. Y por eso, tal vez, las empresas han empezado a contratar coaches.

Aunque no existen cifras que puedan demostrar con rotundidad cuáles son los beneficios del Coaching para una empresa, hay un dato a tener en cuenta: un 60% de las empresas de mayor tamaño del mundo contrata coaches, y retener a sus trabajadores de calidad es uno de sus objetivos. Porque si el empleado está feliz en su trabajo y en su trato con su superior, la empresa habrá logrado retener a trabajadores de un perfil muy concreto: trabajadores de calidad, justamente los que más necesita cualquier empresa .

Según estudios recientes, estos son algunos de los beneficios que genera el Coaching en las empresas:

Fomenta el trabajo en equipo, clarifica las metas comunes y consigue una comunicación efectiva y mayor rendimiento.
Refuerza las capacidades de los trabajadores, se centra en el logro colectivo.
Gracias al Coaching cada trabajador tiene mucho más claro su rol y se refuerza la convivencia entre todos. Se superan los obstáculos.
Como resultado de todo lo anterior, aumenta el nivel de satisfacción y felicidad en el trabajo y en consecuencia también aumentan en calidad y cantidad los resultados.
La gestión de los cambios se convierte en una tarea mucho más fácil. Las mentes están abiertas, no se siente intranquilidad por el cambio o por nada que se pueda perder.
Y es justamente es este último punto donde se encuentra la respuesta a ¿por qué invertir en Coaching?

No basta con formar sobre nuevas tecnologias, para que el cambio se produzca es necesario modificar LA ACTITUD que es la clave de cualquier transformación.

Simplemente, mejora los resultados de la compañía y el sentimiento de pertenencia a la empresa.

Posted in Coaching Tagged with: ,